30 junio, 2013

Firman convenio para proteger el Colibri Esmeralda

Ya que el Colibrí Esmeralda es un ave en peligro de extinción, el Centro Universitario Regional del Valle del Aguán (CURVA) firmó un convenio para apoyar a la protección de esta especie, expresó Oscar Flores, director de dicho centro de estudio.

El acuerdo de cooperación se firmará con la Asociación de Investigación para el Desarrollo Ecológico y Socioeconómico (ASIDE), la cual ha estado trabajando por la protección del Colibrí Esmeralda, conocido científicamente como “Amazilia Luciae”.

 Esta especie habita en bosques tropicales, entre los municipios de Olanchito y Arenal, zona decretada por el Estado hondureño como área protegida.
Según Flores, el acuerdo entre ambas organizaciones permitiría generar capacitaciones orientadas a la protección del colibrí, además de Jamo (Garrobo)  Negro, las especies más reconocidas del área.
La alianza entre las dos entidades además plantea la creación de proyectos que generen  políticas de protección a la biodiversidad y el cuidado de las especies de la zona, explicó.
Cabe recordar que la cooperación española y el Estado de Honduras, financian un proyecto encaminado al  manejo sostenible del hábitat de esta ave, planteando la mitigación y la explotación de la  zona de manera sostenible.
 Especialistas en biodiversidad aseguran que  la situación actual de las especies en extinción que habitan en dicha zona, pone de relieve la destrucción de su hábitat.
Ya que el Colibrí Esmeralda es un ave en peligro de extinción, el Centro Universitario Regional del Valle del Aguán (CURVA) firmó un convenio para apoyar a la protección de esta especie, expresó Oscar Flores, director de dicho centro de estudio. El acuerdo de cooperación se firmará con la Asociación de Investigación para el Desarrollo Ecológico y Socioeconómico (ASIDE), la cual ha estado trabajando por la protección del Colibrí Esmeralda, conocido científicamente como “Amazilia Luciae” Esta especie habita en bosques tropicales, entre los municipios de Olanchito y Arenal, zona decretada por el Estado hondureño como área protegida.
Según Flores, el acuerdo entre ambas organizaciones permitiría generar capacitaciones orientadas a la protección del colibrí, además de Jamo (Garrobo) Negro, las especies más reconocidas del área. La alianza entre las dos entidades además plantea la creación de proyectos que generen políticas de protección a la biodiversidad y el cuidado de las especies de la zona, explicó.
 Cabe recordar que la cooperación española y el Estado de Honduras, financian un proyecto encaminado al manejo sostenible del hábitat de esta ave, planteando la mitigación y la explotación de la zona de manera sostenible. Especialistas en biodiversidad aseguran que la situación actual de las especies en extinción que habitan en dicha zona, pone de relieve la destrucción de su hábitat.

 Dar click en el titulo de la noticia para comentar con tu cuenta de Facebook,Twitter,ó e-mail